$16.990
Qty available: 0

El aceite de coco sin olor y sin sabor, es un aceite de origen vegetal que contiene cerca de 90% de ácidos grasos saturados, obtenido de la pulpa del coco mexicano. Una excelente alternativa para incorporar en tu alimentación diaria.

Su diferencia radica en que no posee olor ni sabor para darle una función más versátil aún a este aceite y poder utilizarlo en un sinfín de preparaciones.

El proceso del aceite de coco orgánico sin sabor ni olor, lleva una etapa de separación por centrifugado y después una filtración, proceso que le permite conservar las propiedades del aceite de coco y separar los componentes que le dan olor y sabor. Este aceite conserva sus propiedades y contiene de un 39% a un 54% de ácido láurico

Estudios recientes

Estos han demostrado que no todas las grasas saturadas son dañinas para nuestra salud cardiovascular y las que contiene el aceite de coco entran en la categoría de grasas saturadas saludables principalmente por estas tres características:

  1. Las grasas saturadas del aceite de coco son triglicéridos de cadena media (no de cadena larga como otros aceites vegetales o grasas de origen animal) y nuestro cuerpo las metaboliza de manera diferente: van directamente al hígado desde el tracto digestivo, donde se utilizan como una fuente de energía rápida y ayudan a estimular el metabolismo.
  2. El aceite de coco es de origen 100% natural y se extrae por prensado en frío de la pulpa de coco. No pasa por un proceso de hidrogenación, por lo que no contiene grasas trans.
  3. Las grasas saturadas son muy resistentes a la oxidación por calor, esto significa que al someter el aceite de coco a altas temperaturas al cocinar, no genera aldehídos tóxicos para nuestro organismo. Los aceites ricos en grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas no resisten el calor y rápidamente se oxidan al calentarlos.